Portada » Tunez, Cartago, Sidi Bou Said y Kairuan.

Tunez, Cartago, Sidi Bou Said y Kairuan.

Nos levantamos a las 7 y desayunamos el clásico buffet libre de hotel. Conocemos a los primeros integrantes del grupo del viaje organizado, una familia de Tarragona.

Nuestra primera parada es el centro de Tunez, en la plaza de la Victoria. Tenemos un par de horas para recorrer libremente la Medina. La cruzamos por la típica calle zoco con productos que se pueden encontrar en cualquier zoco del norte de Africa. Aquí la excepción es el clásico sombrero tunecino y las rosas del desierto. Las calles más bonitas y agradables son las de los gremios de los sombreros situadas al norte de la mezquita principal de la Medina. De ahí llegamos a la zona de los ministerios y a la plaza de la Kasbah, desde donde hay buenas vistas de parte de la ciudad. De vuelta bajamos por la calle de la Kasbah, otro zoco con ropas y calzado sobre todo.

Tunez

Nos acercamos al mercado, que es bastante nuevo y limpio, y que tiene amplia variedad de pescados, carnes, especias y encurtidos. Cerca de la catedral cogemos de nuevo el bus que nos llevará hasta las termas de Antonino, en Cartago.

cartago

Según nos cuenta Dorra, la guía, la historia y leyendas de la mítica ciudad, uno se imagina lo que pudo ser en su momento. La actualidad de Cartago es la de un barrio residencial de clase alta donde quedan algunos restos museificados de pasadas grandezas. Las termas de Antonino ese proceso de esplendor, ocaso y destrucción continua y repetida que ha sufrido la zona. Quizás lo más gratificante sea pensar que, al usarse como cantera, la ciudad está presente en cientos de construcciones posteriores repartidas por las ciudades de sus alrededores.

sidi bou said

Tras la visita nos dirigimos a Sidi Bou Said, un superturístico pueblecito encaramado en lo alto de una colina sobre el golfo de Tunez y desde donde se disfrutan unas maravillosas vistas del Cabo Bon, de Tunez, de Cartago, de la Goulette y de toda la zona en general del Tunez metropolitano. Entramos en la casa Dar el-Annabi, ilustre personaje de la zona que ha convertido su casa en un museo con figuras de cera mostrando las ropas y objetos de la vida cotidiana de un hogar tunecino. Es bastante bonito y agradable y además tiene una buena terraza con vistas.

sidi bou said

Más tarde seguimos callejeando por el pueblo, viendo sus blancas fachadas y azules puertas y ventanas con rejas. Es un pueblo muy mediterraneo.

De vuelta al hotel para la comida y partimos de viaje hacia Kairuan, un recorrido de unas dos horas y media, tras una parada para tomar cafe.

En Kairuan nos alojamos en un lujoso hotel de 5 estrellas, el Kasbah, creado a partir de ese tipo de edificio. Decidimos darnos el placer de ir al Hamman, y ya que vamos de ricachones, de darnos un masaje, todo por 40 dinares, unos 30 €. La experiencia es un gustazo y un relajo total.

hotel kasbah

Como hoy es Nochevieja nos toca una cena especial, que de especial solo tiene el precio, maldita la gracia. Por el precio de esta cena casi alcanza para ir a Arzak. En la cena conocemos a parte del grupo que ha llegado antes al hotel. Cenamos con una pareja de Andorra y una madre e hija de Castellón. Estas dos últimas tienen una curiosa y triste historia que les ha llevado a viajar durante el 2007 por varios lugares del mundo.Y tienen ya en la agenda unos viajes más para 2008, sorprendente ya que la madre tiene 82 años.
La cena es larga y aburrida debido al alto volumen de la música que impide la conversación. Tras varios bailes del ombligo se llega a la cuenta atrás para el nuevo año envueltos en máscaras, trompetas y demás artilugios de fiesta-cotillón.
Despues del largo día, llamadas y SMSs de felicitación a dormir.

 

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.