Portada » Maramures: Sighetu Marmatie, el valle de Iza y el puerto de Prislop.

Maramures: Sighetu Marmatie, el valle de Iza y el puerto de Prislop.

El sábado 25 terminamos de subir el puerto y al bajar empezamos a ver los típicos pueblos del Maramures. Los pueblos discurren a lo largo de la carretera y en muchos casos están prácticamente unidos. Las casas son básicas, hay muchas de madera y están siempre cercadas por una valla de madera.

puertas en maramures

En la entrada de cada casa hay una puerta más o menos enorme con entrada de carros/coches y otra de personas. Estas entradas están más o menos labradas y son en algunos casos bastante nuevas. También tienen estas entradas una especie de tejadillo que sirve de refugio ya que incluso alguna tiene un pequeño asiento. La sucesión de estas puertas, vallas y casas de madera unido al intenso verde de los campos hacen un paisaje muy agradable.

maramures

Un paisaje repleto de tierras labradas y cultivadas, donde abundan los montones de paja, o belarmetas, para ser secada al sol.
Estos montones tienen varias formas y se realizan por diferentes medios:

belarmetas

Sobre todo hay estos dos tipos de montones. Los dos parecen personas plantadas en el campo, pero los del tipo B son realmente fantasmagóricos.

Tras cruzar varios pueblos pasamos por uno, Giulesti, donde vemos un cartel de ‘Centro histórico’. Nos acercamos a ver de qué se trata. Una señora, al ver que aparcamos la furgoneta en el camino, nos indica y hace señas para que crucemos la valla de su propiedad. Nos indica que le sigamos y nos hace una visita turística a una casa de madera de 181 años donde han organizado un pequeño museo.

señora giulesti

El museo presenta mediante fotos, cuadros, mapas y fotocopias el proceso de unión de la zona del Maramures a Rumanía en 1918. Estamos sorprendidos por lo bien que nos hemos entendido con esta señora a pesar de no hablar ella una palabra de español ni nosotros de rumano. Hay una habitación que tiene objetos a la venta, artesanías textiles, pero no queremos comprar nada así que estimamos adecuado pagarle 8 leis por la visita. La mujer nos enseña unos tickets de entrada y parece que la entrada cuesta 1 o 2 leis, así que le parece demasiado. Como nos ha gustado la visita le damos a entender que da igual, que se quede con todo el dinero. Mientras nos vamos, la señora nos invita a pasar a su pequeña casa-habitación-cocina y nos regala un queso fresco que acaba de hacer. Nos da a probar una cuchara y está muy rico, tiene un sabor muy fuerte, eso si. Dice que con azucar (zahar) está muy rico.

Seguimos nuestro camino hacia Sighuetu Marmatie donde antes de entrar nos desayunamos el queso fresco. En Sighuetu Marmatie damos un paseo por las dos calles más grandes del pueblo. Después entramos en un mercado donde compramos una seta grande por 2 leis.

biserica barsana

Reanudamos el camino para recorrer el valle de Iza, que es de los más bonitos de la región, y donde abundan las bisericas. La primera que vemos es la de Barsana, que está cerrada. También se accede cruzando la propiedad de una señora. La forma de construir estas bisericas es sencilla pero no simple, utilizando materiales básicos muy bien trabajados, como la madera y la piedra.

materiales biserica

En Barsana también hay un monasterio típico muy bien acondicionado.

monasterio barsana

Más tarde llegamos a la de Rozavlea, que esta vez sí está abierta. Por dentro está decorada con pinturas que aguantan como pueden la humedad. Al poco rato viene un autobus de turistas alemanes. Es la primera vez que vemos turismo en serio, ya que lo normal hasta ahora es estar casi solos al visitar los puntos ded interés turístico.
Cogemos el desvío hacia Poienile Izei por una carretera muy rural y muy bonita. Visitamos la biserica, que se encuentra al lado de una iglesia más nueva y más grande.

biserica izei

Antes del desvío a la iglesia, a unos 200 metros, hay un bar pequeño con un par de mesas. Nos tomamos una cerveza y un helado mientras los hombres del pueblo hablan animadamente. Parece que uno de ellos quiere ir a algún pueblo y quiere que le llevemos pero es imposible entenderse y al final se va a hacer dedo.

Seguimos y paramos en la entrada de Dragomiresti para descansar y comer. Justo antes de irnos se acerca una joven y después de hablar un rato nos pide algo de dinero.
Seguimos camino y nos dirigimos por la carretera 18 hacia el puerto de Prislop, de 1416 metros. Antes de empezar a subir empieza a caer una intensa lluvia propia de una tormenta de verano. A mitad de subida del puerto paramos para ducharnos bajo la lluvia. Justo en ese momento no llueve tanto pero conseguimos refrescarnos del calor del día. A partir de esa tormenta la temperatura ha bajado unos 15 o 20 grados e incluso hemos necesitado un jersey.

prislop

Seguimos subiendo el puerto y la lluvia se transforma en granizo que atrona en el techo y la luna de la California. Una pena esta tormenta porque las vistas desde el puerto tienen que ser muy buenas, a pesar de lo cual el paisaje que se deja ver es estupendo, frondosísimos bosques y verdes praderas.

carlibaba

Después de bajar el puerto paramos en Carlibaba para hacer una foto a una biserica con vacas. Después del puerto se nota que ya es otra región y que las casas y los pueblos son diferentes. Recuerdan a pueblos de los colonos americanos o canadienses. Hay serrerías y muchos troncos de madera enormes por todos los sitios.

Nos desviamos por la carretera 17 e intentamos encontrar un sitio para cenar en Campulung Moldovenescu pero resulta imposible. Visto lo cual cenaremos en la furgoneta. Encontramos un hueco en la carretera al comenzar a subir el puerto de Pascani, de 1040 metros.

 

6 comments

  1. joder, que raros son los pueblos rumanos. Fliparian con la california, o ellos la tunearian con un tejadillo de madera?

    mola el viaje,
    pero hafo, ¿como haces para quedarte con los nombres tan marcianos? ¿los vas apuntando en el momento?

    El que escribe ¿eres tú? o ¿has contratado a alguien? ¿donde está tu estilo beatnik?

     
  2. hafo says:

    Je je, asi que beatnik eh? Pues el estilo este me sale tal cual, no puedo evitarlo si es que quiero escribir de forma fluida.

    Durante el viaje voy escribiendo un diario sobre la marcha apuntando los nombres de los sitios por donde pasamos y las cosas que hacemos. Bueno, en realidad el blog es la transcripción del diario más unas fotos.

     
  3. mariangeles says:

    desearias ver el pueblo de sighetu marmatie me trae buenos recuerdos de mi viaje

     
  4. Jhon says:

    joder precioso colega soy rumano ahora vivo en españa y hace como unos 4 años que no boy a rumania pero colega te aseguro que todavia no as visto nada de belleza eso es precioso pero para darse cuenta tienes que pasar un tiempo alli y te daras cuenta. como abras visto alli las cosas son diferentes no puedes ni imaginarte la gente es humildes pero algunos te ofreceran todo lo k tienen y otros nada es mas hasta te robaran es una pena porque x culpa de algunos rumania tiene fama de ser una mierda pero como ya te habras dado cuentaun saludo y un coloroso abrazo.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.