Portada » Mamaia, Constanza y Eforie

Mamaia, Constanza y Eforie

Hoy nos hemos levantado tranquilamente en medio de los juncos, garzas y demás animalillos.

California en Histria

Hemos desayunado, nos hemos duchado, afeitado y limpiado a fondo la furgoneta.

limpieza

Nos dirigimos hacia Constanza, pero antes paramos en Mamaia. A este centro turístico-playero se accede tras dejar atrás una zona industrializada muy degenerada. Para entrar a Mamaia hay que pagar una cuota de 3 leis no se sabe muy bien por qué razón.

chimeneas

En Mamaia nos damos un chapuzón en el mar Negro, que no lo es tanto. El ambiente es playero total, mucho bañador gallumbero de licra y también mucha gente con buenas quemaduras de sol.

mamaia

Tras el baño de sol y agua entramos en Constanza en medio de un abigarrado tráfico. Circulamos por una calle paralela al enorme puerto de mercancías hasta llegar al edificio del Casino. Bastante decadente y mal cuidado, una pena porque el edificio es bonito.

casino

Paseamos un poco por las cercanías y nos tomamos un zumo de naranja por 3,5 leis. No parece que haya mucho más que ver, así que nos vamos. Cuando pasamos por la plaza de Ovidio paramos enfrente del Museo y comemos en la terraza de un italiano.
Más tarde vamos hacia Eforie, pasando la parte norte y aparcando en la sur. Se puede ir también al lago Siutghiol, 6 veces más salado que el mar Muerto y donde uno puede darse un baño de lodo. El acceso es previo pago de 9,5 leis.

Nos vamos a las playitas que hay debajo de unos acantilados bordeados por una carreterita con terrazas, restaurantes, tiendas y casas privadas.

eforie

Después de un rato en la playa, no muy cómodo porque hay chiringuitos que ponen música alta, damos un pequeño paseo por el acantilado.

De nuevo en la carretera dirección a Bucarest. Llevamos un rato conduciendo cuando nos damos cuenta que no vamos por la carretera correcta. Nos metemos por un solitario camino en Nicolae Balcescu y a cenar y dormir. Mañana tendremos que retroceder 9 km para coger una carretera que enlace con la autopista a Bucarest.

 

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.