Portada » Budapest

Budapest

El miércoles 22 conducimos unos 150 km antes de llegar a las cercanías de Budapest. Entramos en una zona comercial, hacemos alguna compra e intentamos comprar una ducha portátil en Decathlon, pero no les quedan. Según entramos entre el cargado tráfico en la ciudad, por la parte de Buda, vemos el desvío a la Citadella. Desde esta colina y su mirador se observa la ciudad y uno puede empezar a comprender cómo está estructurada.

Budapeste desde la Citadella

Damos unas vueltas por la ciudad y aparcamos en el centro, junto a la Erzsebet Ter. Cambiamos unas monedillas para el parquímetro y comemos en una terraza una sopa tártara y una ensalada con brochetas de pescado.

comida Budapest

Como no tenemos mucho tiempo para ver la ciudad alquilamos unas bicis y así nos da tiempo a ver todo lo interesante. Lo más chulo: la ribera del Danubio con sus puentes y el Parlamento, y también el parque que está al final de la Andrassy út. Hay una amplísima plaza a la entrada a este parque. Dentro del mismo hay una islita con unos castillitos e iglesias que son una gozada, muy coquetos.

Con las bicis también recorremos las atestadas calles comerciales paralelas al río. Acabamos reventados de tanta bici y tanto calor y después de un café a descansar.
Budapest es una ciudad que al igual que Viena impresiona por lo majestuoso de muchos de sus edificios. Sin embargo es bastante más caótica que Viena, como se ve en el tráfico o la gente. Pese a todo una maravilla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.