Portada » Parque Nacional de los lagos de Plitvicka, Zagreb

Parque Nacional de los lagos de Plitvicka, Zagreb

Éste ha sido un día muy intenso, variado e interesante. Nos levantamos pronto, a las 6. A las 7 y media ya hemos desayunado, comprado las entradas al parque e iniciamos el recorrido C, que abarca una gran parte del parque. La idea es no encontrarnos con las hordas de turistas que aparecerán más tarde al mediodía.

Parque Nacional de los lagos de Plitvicka, Zagreb

La caminata dura unas 5 horas yendo a un ritmo tranquilo, con paraditas para descansar, admirar las vistas, hacer cientos de fotografías y picar algo. Hay dos partes diferenciadas, los lagos superiores y los inferiores. Empezamos por abajo, flipando con el espectáculo que ofrece la naturaleza: aguas transparentes, azuladas, verdosas, cascadas, torrentes, remansos, lagunas, etc etc. Es realmente bonito. Además el trazado del recorrido está perfectamente diseñado para extraer el potencial que ofrece el paisaje. En nuestro recorrido bordearemos lagos, penetraremos cuevas, nos adentraremos en densas áreas de juncos, caminaremos sobre cascadas, etc. Las dos zonas de nuestro recorrido se unen por un barco que cruza uno de los lagos de mayor extensión.

Parque Nacional de los lagos de Plitvicka, Zagreb

Una vez en la parte superior cogeremos un autobús que nos acerca a la zona por donde entramos. El último tramo disfrutamos de varios miradores desde donde otear el recorrido realizado y el azul azul de los lagos de Plitvicka. Sin duda se merece ser el destino más visitado de Croacia. Al terminar vemos entrar grupos y grupos de turistas. Ha merecido la pena madrugar. Nos comemos un pastel de queso fresco y amapolas bastante rico.

Parque Nacional de los lagos de Plitvicka, Zagreb

Después de esta maravilla nos dirigimos a Zagreb. Llegamos sobre las 5. Tenemos tiempo para callejear por la zona comercial y hacer alguna comprita. En la plaza de Jelacica nos sentamos un buen rato para ver qué gente hay en esta ciudad.

Parque Nacional de los lagos de Plitvicka, Zagreb

Más tarde subimos a Kaptol a ver su catedral y alrededores. Después veremos la colina rival de Gradec con su puerta de piedra y sus edificios gubernamentales. En medio de las dos colinas suben un par de calles, sobre todo una, atestadas de terrazas y muy animadas. Nos tomamos una cerveza en una de ellas. Más tarde cenamos un Celapi y unos calamares fritos un poco malos. Más tarde veremos un montón de chavalería haciendo botellón. Más tarde recogeremos la furgo del parking y buscamos un buen sitio para dormir, cerca de un campo de futbol abierto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.